Proyecto de Thom Mayne

Blanco presenta una maqueta del AVE en Vigo y rehúye temas ‘espinosos’

IMG_3870

El Mundo | Antonino García | Vigo (Pontevedra) miércoles 16/02/2011 22:46

José Blanco junto a Abel Caballero en el acto de presentación. | R.González

  • El ministro de Fomento se niega hasta tres veces a responder a las preguntas
  • 'No he venido a hablar de eso', insistió sobre los asuntos de actualidad
  • Caballero y el arquitecto Thom Mayne desvelaron el diseño de la estación
  • El teniente de alcalde nacionalista lamenta que no se concreten los plazos
  • Nutrida presencia política y de cargos de Adif, excepto Carlos de la Peña

Ni adjudicaciones a Extraco, ni las disputas en la Comunidad de Madrid, ni la presunta obra ilegal del secretario del PsdeG-PSOE, Manuel 'Pachi' Vázquez. El ministro de Fomento, José Blanco, no quiso este martes responder a ninguno de los asuntos de actualidad sobre los que fue preguntado en Vigo e insistió en hablar solamente del diseño de la estación del AVE en la ciudad.

"No he venido a hablar de eso, sólo hablo de temas del Ministerio de Fomento", aseguró después de presentar la maqueta del arquitecto norteamericano Thom Mayne en un acto que contó con una nutrida representación de la clase política y económica gallega.

La cita, tan esperada como multitudinaria, era en la Casa das Artes de Vigo y el guión estaba marcado por el protocolo del ministro. Acompañado por el alcalde, Abel Caballero, y la senadora Carmela Silva, Blanco llegó al edificio municipal con una primera negativa.

- ¿Nos responde a una pregunta, ministro?

- No.

- ¿Y después?

- Ya veremos.

La entrada no pudo ser más triunfal. Los aplausos acompañaron a Pepe Blanco desde el fondo de la sala hasta la primera fila, donde repartió abrazos a compañeros de partido como Manuel 'Pachi' Vázquez -fue comentada la frialdad del saludo- y estrechó la mano de 'enemigos' políticos, como el conselleiro Agustín Hernández.

Ausencia de Carlos de la Peña

Entre el centenar de invitados se encontraban el delegado del Gobierno en Galicia, Antón Louro; el subdelegado en Pontevedra, Delfín Fernández, y el teniente de alcalde de Vigo, el nacionalista Santiago Domínguez, pero también acudieron los miembros del gobierno local en pleno, algún que otro concejal de la oposición y representantes del sector económico de la ciudad. Tampoco la cúpula de Adif (Administración de Infraestructura Ferroriarias) se lo quiso perder, pero la silla de uno de los directores generales estaba desierta. Uno de ellos, Carlos de la Peña, ex alcalde de Baiona, se ha visto envuelto en la polémica que rodea al círculo cercano de Blanco por sus múltiples negocios que compatibiliza con la dirección heneral de Recursos Humanos, Organización y Seguridad en Adif.

Thom Mayne, el autor del espectacular diseño de la nueva estación ferroviaria, fue el encargado de desgranar las características del complejo en el que se invertirán 181 millones de euros. "Va a transformar la ciudad, es un proyecto del siglo XXI y cuando esté terminada parecerá que siempre ha estado ahí", señaló el arquitecto.

La infraestructura contará con una gran plaza pública de 26.082 metros cuadrados al nivel de la cubierta del recinto que permitirá disfrutar de las vistas de la Ría de Vigo. El centro 'Vialia Estación de Vigo' contará con una superficie construida de 122.548 metros cuadrados, de los que 42.000 estarán destinados a uso comercial, y el resto corresponderán a viales, espacios ferroviarios y un aparcamiento subterráneo con capacidad para más de 1.350 plazas.

Caballero no perdió la oportunidad de dar las gracias al ministro, hasta en una docena de ocasiones, y calificó la obra como "excepcional" y "magistral". "Querido Pepe, con esta estación Vigo será el gran centro ferroviario del noroeste de España", señaló el regidor.

Provisto de un Ipad, el ministro de Fomento se colocó ante el atril para asegurar que "hoy hemos dado un paso firme en el futuro de esta ciudad" y destacó que su departamento ha destinado 660 millones de obras en Vigo. "Ni a Vigo ni a Galicia le sobran infraestructuras", reconoció. Pepe Blanco pronunció sus últimas frases en gallego, aunque eligió una traducción libre y se equivocó en su primera palabra.

'¡Pero si ya he hablado!'

Al finalizar el acto, el ministro se dispuso a responder a las preguntas de los medios de comunicación pero no le gustó la primera cuestión sobre la polémica política en la Comunidad de Madrid y tampoco las siguientes sobre las cajas, por lo que dio plantón a los periodistas.

Ya en la puerta, decidió invitar a Abel Caballero "a tomarnos algo" y pusieron rumbo a una cafetería de la cercana Praza de Compostela. Una hora después, ambos llegaban en el mismo coche oficial al Club Financiero de Vigo, donde pronunciaba una conferencia pero antes se negó, por tercera vez, a contestar a las preguntas.

  • -¿Una pregunta, ministro? -¡Pero si ya he hablado antes!

Sin dudar ni un segundo, encaró hacia el salón en el que los empresarios de la ciudad esperaban su llegada para almorzar y conocer sus impresiones. La charla con el título "Reformas para los nuevos desafíos" contó con numerosos representantes del sector económico de la ciudad.

Por su parte, el teniente de alcalde, Santiago Domínguez, lamentó que, en la intervención del ministro Blanco no se hayan concretado plazos de la llegada del AVE a Vigo, según informa Europa Press. "El proyecto de Mayne es interesante, pero queremos plazos, hay que tener voluntad política y dinero consignado", ha apuntado, al tiempo que ha reiterado la petición del BNG de que la estación de Guixar se acabe convirtiendo en una terminal de tren de cercanías.

URL del artículo original:

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/02/15/galicia/1297791990.html

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>